"He estado asignado toda mi vida. Esta ... es una en la que creo".

- "Alex" se ofreció como voluntario para colocar las cargas explosivas desde dentro de las instalaciones en Into the Furnace

Alex es un personaje que aparece en Call of Duty: Modern Warfare (2019). Es un operativo de la C.I.A., además de ser uno de los protagonistas del título.

Biografía

Carrera temprana

No se sabe mucho sobre los primeros años de vida e historia de "Alex". También conocido por el indicativo "Eco 3-1", Alex sirvió en la Fuerza Delta antes de entregar su antiguo rango e historia del servicio militar de operaciones especiales a la División de Actividades Especiales de la CIA en 2013.

Durante los siguientes seis años en el SAD, Alex vivió una serie de identidades asumidas para lograr objetivos "sensibles" donde sea que se necesita, a menudo operando de manera autónoma, entrenando, asesorando y armando aliados para actuar como intérpretes, buscadores y soldados. Alex valoró el contacto directo con las milicias locales donde puede rastrear las intenciones aliadas y enemigas para ayudar a aconsejar la acción adecuada.

Sus perfiles de misión incluyeron contrainsurgencia, reconocimiento especial, lucha contra el terrorismo, guerra de información y lucha contra la proliferación de armas de destrucción masiva. Las herramientas de su oficio eran computadoras portátiles, ametralladoras ligeras, teléfonos satelitales y drones de combate equipados con cohetes. Alex también dirigió equipos pequeños, entrenados para infiltrarse en las líneas enemigas y sobrevivir en condiciones hostiles en lugares hostiles.

A lo largo de 2017, Alex y sus equipos jugaron un papel clave para garantizar victorias definitivas contra las redes terroristas emergentes. Como se le permite al SAD ejecutar misiones contra enemigos del estado, sin consultar al Pentágono o la Casa Blanca, Echo 3-1 ha estado involucrado en múltiples acciones para asesinar al liderazgo enemigo.

Operación Verdansk y sucesos en Call of Duty Modern Warfare 2019

El 24 de octubre de 2019, Alex fue asignado en una misión en Verdansk, Kastovia, para asegurar y recuperar un envío de gas de cloro de un depósito perteneciente al general ruso Roman Barkov antes de que pudiera entregarse en Urzikstan. La misión fue supervisada por el Coronel Norris del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos y el manejador de Alex, la Oficial de Caso Kate Laswell. Con el apoyo de un equipo de Marine Raiders, Alex lanzó un ataque de fósforo blanco en el depósito antes de ingresar al sitio. Después de que el equipo encontró una fuerte resistencia de los mercenarios y las fuerzas de Spetsnaz contratadas por Barkov, Alex confirmó la presencia de gas de cloro y se preparó para la extracción.

Sin embargo, la operación resultó ser un fracaso, ya que el equipo fue emboscado por las fuerzas insurgentes cuando salían de las instalaciones. Los insurgentes mataron a los marines, robaron el gas y dejaron a Alex herido.

Urzikstan

Un día después de la misión fallida, Al-Qatala, una organización terrorista, lanzó un ataque terrorista en Piccadilly Circus en Londres, que fue contenido por Kyle Garrick del Servicio de Policía Metropolitana y John Price con el Equipo Bravo que fue informado por Laswell después que gas fuera robado.

El 26 de octubre, Laswell envió a Alex a la ciudad de Aqtabi de Urzikstan para encontrar y asegurar el gas ruso robado con la ayuda de la Fuerza de Liberación de Urzikstan. Price aconsejó a Laswell y Alex que usaran su nombre si querían conocer al líder de la Milicia, Farah Karim, ya que Price la había ayudado en el pasado. Alex se reunió con Farah y su hermano Hadir Karim. Informó a Farah sobre el gas robado y ella prometió ayudarlo solo si él los ayudaba a combatir la ocupación de Urzikstan por las fuerzas del general Barkov.

Ataque a la base aérea

Antes de que la FLU pudiera lanzar su ataque contra la base aérea militar rusa cercana, Farah y Alex necesitaban crear un desvío en Aqtabi para alejar la seguridad de la base. Usando los túneles debajo de la ciudad, llegaron a un refugio donde Tariq estaba esperando a Farah pero Farah se dio cuenta de que Tariq había sido asesinado cuando la puerta de su refugio se dejó abierta pero tuvieron suerte que las fuerzas de Barkov no que hallaron los explosivos. Farah y Alex los usaron para infiltrarse en el área. Alex plantó explosivos suministrados por Hadir en dos helicópteros. La detonación creó caos en las cercanías con más soldados rusos corriendo hacia el sitio. Mientras huían de la escena, Farah y Alex fueron detectados pero lograron escapar de las fuerzas rusas. Luego entraron por los túneles a un lugar seguro.

Varias horas después, la milicia Urzik se reagrupó fuera de la base aérea rusa en Al-Raab. Farah comenzó el asalto con fuego de mortero destruyendo la pared sur de la base antes de que sus soldados entraran rápidamente. Alex logró capturar un arsenal de armas usando drones improvisados ​​y cócteles Molotov. El ULF llegó al hangar principal y Alex capturó una segunda armería cuando llegó el refuerzo ruso. Un Apache AH-64 sin marcar enviado por Laswell y pilotado por Viper 1-1 llegó a tiempo para salvar a las fuerzas de Farah. Con la destrucción de la Base de Operaciones Avanzadas de Barkov, la capacidad aérea rusa en Urzikstan se vio temporalmente limitada permitiendo que las fuerzas occidentales se movieran por el país.

Captura del lobo

Después de una redada en una casa de Londres por John Price y Kyle Garrick, la ubicación del líder de Al-Qatala, Omar Sulaman, también conocido como el Lobo, fue encontrada en un hospital en Rammaza. En la mañana del 28 de octubre, Alex y varios marines de la unidad Demon Dogs, liderados por el sargento Marcus Griggs, lanzaron un asalto contra el hospital ocupado por Al-Qatala y capturaron al Lobo antes de que pudiera matar a los marines que fueron hechos prisioneros durante la pelea. . Sulaman fue llevado a la embajada de los Estados Unidos en Sakhra para ser interrogado.

Defendiendo la Embajada de los Estados Unidos

Más tarde ese día, el segundo al mando de Al-Qatala, Jamal Rahar, también conocido como "El Carnicero", reunió a los insurgentes frente a la Embajada pidiendo la liberación del Lobo. Cuando Price y Kyle Garrick llegaron en helicóptero para extraer a Sulaman, los insurgentes atravesaron las puertas de la embajada mientras que también derribaron el helicóptero a donde estaban subidos Price y Kyle, lo que provocó salta y caer en el techo de la embajada. Price y Kyle se apresuraron por el edificio mientras Al-Qatala estaba matando al personal y sus familias, incluidos los niños asesinados por el Carnicero, así como a los infantes de marina estacionados en la embajada. Se encontraron con Alex, Farah, Hadir y el Lobo en una habitación más segura en el sótano. Sin embargo, necesitaban una tarjeta de acceso utilizada por el embajador de los Estados Unidos Harris, quien murió durante el ataque. Kyle guió a Stacy Davidson, la asistente de Harris, a un lugar seguro para que ella pudiera darles la tarjeta.

El grupo luego se mudó a la residencia del embajador para esperar la extracción. Aunque superados en número, Alex y el equipo lograron repeler a los atacantes, obligándolos a retirarse. El Lobo, sin embargo, logró escapar después de que Al-Qatala rompió una pared de la residencia.

Cazando al lobo

Al día siguiente, cuando el Lobo y el Carnicero se escondieron, el equipo se separaron en dos grupos. Price y Kyle comenzaron a limpiar de una casa en Sakhra con la ayuda de la FLU. Alex, Farah y Hadir prepararon una emboscada cerca de Darus, una aldea abandonada en una encrucijada de Tariq Almwat, una carretera que fue bombardeada por las fuerzas rusas durante la invasión inicial de Urzikstan 20 años antes. La carretera era el único camino para escapar a las montañas.

Encrucijada de Tariq Almwat

Después de que la FLU puso trampas a lo largo de la carretera, Alex se enfrentó a las fuerzas de exploración de Al-Qatala enviadas por Sulaman. Se produjeron combates entre las fuerzas de la milicia y el resto de Al-Qatala. Eliminando camiones suicidas, equipos de morteros y francotiradores, Alex y el FLU lograron paralizar los movimientos enemigos hasta que los rusos intervinieron, bombardearon Al-Qatala y enviaron una fuerza blindada para interceptar al Lobo y eliminar toda resistencia, que incluía las fuerzas de Farah.

Superado en número y desesperado, Hadir le pidió a Alex que lo ayudara a conseguir más armas en su camioneta. Se reveló que las armas eran el gas ruso robado. Hadir usó el gas contra los rusos, matando a todos en el área. Como Alex y Farah estaban incapacitados, Hadir se disculpó con ellos porque estaba desesperado por derrotar a los rusos, por lo que decidió robar el gas en Verdansk. Algún tiempo después, con la disipación del gas, Alex y Farah fueron rescatados por Price y Kyle. Farah les dijo que no sabía que Hadir era responsable del gas robado.

La guarida del Lobo

De vuelta en la base de operaciones, Laswell les informó que Hadir se puso en contacto con Wolf y el Carnicero que ahora estaban en posesión del gas. Farah ya no consideraba a Hadir como su hermano, sino simplemente otro terrorista de Al-Qatala y estaba dispuesto a participar en la operación para capturarlo. Durante la sesión informativa, se enteraron de que Hadir, Rahar y Sulama fueron a lo que se creía que era la fortaleza del Lobo en Takkari, ubicado en las montañas Aqrus.

Más tarde esa noche, Price y Kyle lideraron el asalto al complejo del Lobo y supieron que se estaba escondiendo en los túneles debajo del complejo. Alex y Farah entraron en los túneles, pero una trampa explosiva se disparó al descender, lo que colapsó la entrada del túnel, cortando al dúo del mundo exterior. Alex y Farah progresaron lentamente a través de los túneles pero, finalmente, algunos soldados de Al-Qatala los descubrieron y cortaron el poder, dejándolos en la oscuridad. Continuaron caminando a través de los túneles luchando contra Al-Qatala y evitando las trampas de cables. Mientras los dos se dirigían lentamente hacia el otro extremo, Hadir habló con Alex, preguntándole por qué Farah fue traída con ellos, a lo que Farah explicó que había venido voluntariamente. Hadir les suplicó que se fueran y que confiaran en Al-Qatala, pero Farah reprendió a Hadir por sus decisiones.

En algún momento, Alex se separo de Farah cuando el piso debajo de él se rompió. El soldado de Al-Qatala encendió un fuego en erupción que obligó a Alex a subir rápidamente mientras el Sulaman daba un pequeño discurso sobre sus puntos de vista sobre el trato y el conflicto occidentales. Cuando el fuego ascendió rápidamente, Alex fue salvado por Farah, quien lo llevó a la habitación donde huyó el Lobo. Mataron a Sulaman antes de que pudiera activar su chaleco bomba. Pero el chaleco todavía estaba armado y a solo 20 segundos de explotar. Siguiendo las instrucciones de Farah, Alex desarmó la bomba.

Desafiando Órdenes

Con Omar Sulaman muerto, Al-Qatala no tiene un líder de campo, pero con el gas desaparecido, los Estados Unidos se vieron obligados a asignar la Fuerza de Liberación de Urzikstan como una organización terrorista, una decisión con la que el equipo no estuvo de acuerdo, incluso obligando a Price a amenazar al Coronel Norris sobre la decisión. Decepcionado e indignado con la decisión, Alex decidió desafiar las órdenes de Laswell y se unió al ULF, para sorpresa de Farah.

Caza para Barkov

Pocos días después, Price y Kyle llegaron a Urzikstan para encontrarse con Farah y Alex. El día anterior, Price adquirió información y detalles sobre la ubicación de las instalaciones químicas de Barkov durante la captura de Hadir en la residencia de Barkov en Moldavia. Sabiendo que un ataque directo a la planta química sería visto como un acto de guerra, Price convenció a Farah de lanzar un ataque contra la fábrica de gas.

Al día siguiente, el 3 de noviembre, el ULF, acompañado por Price, Kyle, Farah y Alex con el apoyo aéreo proporcionado por Laswell, irrumpió en la fábrica de Barkov. Con explosivos y detonantes suministrados por Nikolai, Price y Kyle colocaron las cargas en las tuberías mientras Farah y Alex se dirigían al horno principal. Durante la pelea, el detonater de Alex fue destruido. Sabiendo que Barkov estaba en el sitio, Alex decidió luchar por algo en lo que creía y estaba dispuesto a sacrificarse armando el horno desde el interior, permitiendo a Farah perseguir a Barkov. Después de que Farah mató a Barkov, Alex detonó la carga, destruyendo toda la instalación.

Unirse a la Coalición

Operador Alex

Alex logró sobrevivir a la explosión, pero no salió ileso, perdió la pierna izquierda y la reemplazó por una prótesis. Acusado de deserción después de desafiar sus órdenes, Alex permaneció oculto durante cinco meses hasta que Price lo retiró al servicio a principios de 2020. Ahora, como parte de la unidad Warcom de la Coalición, Alex fue enviado por Price a un lugar clasificado para ayudar al teniente Simon "Ghost" Riley como la situación en Verdansk se convirtió en un caos después de la liberación de enormes nubes de gas en la ciudad y la disolución del Armisticio.

Galería

Skins

Curiosidades

  • Un parche uniforme que se encuentra en el hombro izquierdo de Alex recuerda al emblema de la Task Force 141.
  • Como NPC, Alex es visto con una variante única del 1911 que luego se identifica como Riptide durante la temporada 1.
  • Curiosamente hubo un teoría que Alex y Simón eran la misma persona pero el paso de unos meses se desmintió esa teoría por medio de la Temporada 3 y ala vez confirmando que sobrevivió en la explosión de la fabrica de gas del General Barkov.
  • Alex empuña una variedad de armas. Sin embargo, tanto en las escenas cinematográficas como en su aparición en el juego como NPC en la misión "Embajada", su equipamiento preferido es el EBR-14.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.