Call of Duty Wiki
Advertisement


"Piense, Dr. Peck: en dos días, forjaremos un nuevo futuro para la Unión Soviética".

- Valentina con vistas al ciclotrón del Projekt Endstation.

La doctora Aleksandra Valentina, su verdadero nombre Angelika Hannabelle Vogel, es una personaje que aparece en el modo Zombies de Call of Duty: Black Ops Cold War. Es miembro de alto rango del Grupo Omega, sirviendo como su Científica Principal para la Investigación Psicotrónica, más tarde se revela que Valentina tiene una agenda oculta usando el Grupo Omega para lograr su plan.

Historia

Vida temprana

"Enséñele. Estén allí, los dos, cuando la Operación Bladr dé sus frutos. Termine mi trabajo. Asegúrese de que el personal se despeje. Vayan a un lugar seguro. Viva una vida larga y dígale a Angelika que su padre la amaba".

- Ulrich Vogel a Lukas Kurtz, confiándole el cuidado de su hija.

Nacida el 6 de enero del 1944, Angelika Hannabelle Vogel era hija del Dr. Ulrich Vogel, director de Projekt Endstation y Maria Vogel. Su madre murió poco después, por complicaciones del parto.

En el 27 de enero del 1945, Vogel evacuó las instalaciones de Endstation en preparación para la Operación Baldr, enviando un grupo de trabajo en el Éter Oscuro como plan de contingencia si la Alemania nazi estaba perdiendo la guerra antes de convocarlos cuando fuera el momento adecuado. Vogel también le encargó al Dr. Lukas Kurtz que cuidara de su hija. El destino de Vogel seguía siendo desconocido pero en el 21 de febrero del 1945, Lukas Kurtz fue capturado por las fuerzas soviéticas. A cambio de los nombres y ubicaciones de todo el personal de Endstation, Kurtz recibió una nueva identidad y fue reubicado en Moscú con Angelika, quien los soviéticos creían que era su hija. Lukas Kurtz se convirtió en Ivan Valentin y Angelika ahora era Aleksandra Valentina. Valentina siempre vio a su cuidador como su "tío", más que como su padre.

Cuando Valentina tenía entre 5 y 6 años, fue visitada por una figura misteriosa que tomó la forma de su padre, ganándose su confianza llamándola por su nombre real. A lo largo del año, la entidad seguiría apareciendo a Valentina, incluso en sus sueños, ayudándola y guiándola a terminar lo que se inició con la Operación Baldr para finalmente reencontrarse.

Valentina creció trabajando en la fábrica de Kurtz, quien se negó a seguir una carrera académica después de presenciar lo que le sucedió a su padre y los hechos que ocurrieron en Endstation. Pero todas las noches, se colaba en la biblioteca y leía libros sobre bioquímica, microbiología y física.

En el 25 de abril del 1960, a la edad de 16 años, Valentina recibió una carta que decía que había sido aceptada en el Instituto de Física y Tecnología de Moscú para desesperación de Kurtz. Valentina reveló que su padre le dijo que completara su trabajo usando las palabras exactas que Vogel le dijo a Kurtz 15 años antes. Sorprendido y enfurecido, Kurtz quemó la carta de aceptación. Al día siguiente, Valentina le llevó té a Kurtz pero lo denunció por abandonar la Operación Baldr. Sin que Kurtz lo supiera, Valentina envenenó su té y murió poco después de que las autoridades soviéticas concluyeran que murió de un ataque cardíaco. Sin embargo, Valentina recordaría años después que su tío trató de encarcelarla en su sótano y ella le cortó la garganta en respuesta. En la universidad, Valentina se graduaría como la mejor de su clase.

La reactivación del Grupo Omega

Después de la reactivación del Grupo Omega tras el anuncio de la Iniciativa de Defensa Estratégica por parte del presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, el 23 de marzo del 1983, Aleksandra Valentina asumió el liderazgo de su departamento de Investigación de Fenómenos Psicotrónicos, cuyo objetivo era estudiar la percepción extrasensorial, incluida la telequinesis y la piroquinesis. El líder del Grupo Omega, llamado Lev Kravchenko, vio a Valentina como una "habladora directa" y una "soviética de las soviéticas". El 28 de marzo, Valentina propuso que el director del programa DARPA llamado; Dr. William Peck, se convirtiera en responsable del departamento de investigación de fenómenos exocientíficos del Grupo Omega.

Endstation

Para contrarrestar la SDI, Kravchenko ordenó al equipo de Investigación y Desarrollo del Grupo Omega que rastreara los archivos de la NKVD y la KGB. Valentina, que se enteró de los dos carretes de película del Projekt Endstation sellados dentro de una bóveda de inteligencia de hace 10 años, vio esto como la oportunidad perfecta para vengar al Reich.

El 15 de julio, después de cuatro meses de excavación, Valentina encontró dos rollos de película sellados dentro de una bóveda de inteligencia de los años 1945's. Las películas fueron grabadas por el Ejército Rojo en febrero del 1945 en una instalación alemana abandonada, en la Polonia entonces ocupada, llamada "Estación final". El contenido sobrenatural de las películas fue inmediatamente señalado por el presidente de la KGB, llamdo Viktor Chebrikov, para su revisión. Tras una reunión entre Chebrikov y Yuri Andropov, el secretario general, así como otros altos funcionarios del Politburó a principios de agosto, se propuso convertir en armas los fenómenos registrados en la estación final. Dos semanas después, el 16 de agosto, se autorizó la "Операция Гробовщик" (Traducido del Ruso a Español: Operación Enterrador) y se le dio al Grupo Omega el mando de la operación.

El 28 de agosto, el Grupo Omega se aseguró la instalación abandonada hace mucho tiempo, utilizando una historia de portada sobre artefactos explosivos sin detonar para mantener a la gente alejada. Valentina y Peck comenzaron el examen del equipo científico y después de dos meses de estudio, la instalación Cyclotron y otros dispositivos experimentales fueron restaurados a condiciones de operación. Cuando Kravchenko envió los equipos del Grupo Omega adicionales, Valentina planteó la hipótesis de que el nuevo cálculo no solo reabriría la grieta original creada por los alemanes durante la segunda guerra mundial, sino que también abriría brechas multidimensionales en todo el mundo.

En el 1 de noviembre del 1983, se reactivó el Ciclotrón y la hipótesis de Valentina resultó ser correcta a medida que comenzaron a aparecer más brechas: en una selva tropical cerca del Orinoco en Venezuela, en una sección remota del desierto de Namib en Namibia, en la provincia de Thừa Thiên Hu in en la República Socialista de Vietnam, cerca de Bakú en la República Soviética de Azerbaiyán y una brecha masiva en los Montes Urales. Con la Operación Enterrador siendo declarado un éxito "rotundo", el Grupo Omega pasó al siguiente paso de su plan: un estudio exhaustivo del Éter Oscuro y el posterior desarrollo de nuevas tecnologías y armamento basado en Aetherium dirigido por William Peck en la base Outpost 25 cerca del Brecha vietnamita. Dos semanas después, el equipo de la fuerza de ataque de Requiem cerró la grieta en las instalaciones del Proyecto Estación final durante la Operación Cerberus.

El engaño de Valentina

Con su plan ahora en marcha, Valentina continuó fingiendo su lealtad a la Unión Soviética mientras continuaba su trabajo para el Grupo Omega. En el 18 de enero del 1984, apareció una brecha dimensional en un puesto de avanzada del Ejército Popular Shan en Laos. Valentina viajó al puesto de avanzada con Kravchenko y el capitán Sergei Ravenov. Solo el líder de la SPA llamado; Zhang Wei, aún estaba vivo. Valentina le encargó a Ravenov que llevara a cabo un experimento, recolectando muestras de líquido cerebral de todos los cadáveres infectados e inyectándolos en el cerebro de Zhang. Mientras Zhang moría gritando, el experimento no arrojó datos útiles. También envió una red de agentes a puestos en todos los estados satélites soviéticos para buscar signos de brechas dimensionales.

En algún momento, Valentina se enteró por la entidad de la existencia de una instalación secreta de Endstation escondida debajo de Berlín. A principios de mayo del 1984, Valentina viajó a Berlín Oriental y se puso en contacto con un operativo alemán estacionado en Berlín Occidental para recibir actualizaciones sobre el sitio. El operativo respondió que las lecturas confirmaron que "la membrana era permeable" pero indicó que algunas personas comenzaron a cuestionar si esto era posible. Valentina aconsejó al operativo eliminar a los escépticos sin perder el elemento sorpresa. Sus comunicaciones fueron interceptadas por el jefe de la estación de Requiem llamado; Heinrich Meyer, quien advirtió a Grigori Weaver sobre la situación.

Como el Grupo Omega pudo controlar dónde y cuándo ocurriría una brecha dimensional, el trabajo para armar el proceso comenzó con el concepto de ojivas de Inversión de la Realidad capaces de generar una brecha dimensional de hasta 500 metros y una Zona de Brote de más de 800 kilómetros. En el 11 de mayo, Valentina asistió a una reunión con una lista de posibles objetivos. Mientras presionaba por Berlín como objetivo con la esperanza de que la ayudara a completar sus preparativos, el comité seleccionó Washington, D.C. y Manhattan, Nueva York. Kravchenko cuestionó a Valentina sobre su obsesión por Berlín pero se tranquilizó cuando Valentina respondió que odiaba a los alemanes, ya que Kravchenko era un veterano de la Gran Guerra Patriótica.

A finales de mes, Valentina viajó a la base Outpost 25 para reunirse con el doctor Dimitri Kuhlklay, quien le proporcionó la investigación del Grupo Omega sobre permutaciones de membranas dimensionales, así como módulos de distorsión de partículas, todos los cuales eran necesarios para apuntar a la ruptura dimensional. Valentina encargó a Kuhlklay que entregara la investigación en una dirección específica y que Peck no la descubriera.

En el 15 de junio del 1984, tras la pérdida de la base Outpost 25 después de una explosión masiva de Aetherium proveniente de la instalación Portal Chamber. Valentina acompañó a Kravchenko para recuperar y castigar al Dr. William Peck, quien aún logró transferir toda su investigación al cuartel general del Grupo Omega con la ayuda involuntaria del equipo de ataque Requiem enviado para rescatar a Samantha Maxis durante la Operación Propiedad Perdida.

Cuando Peck fue trasladado a un silo de misiles en los Montes Urales, continuó el trabajo en las ojivas de Inversión de la Realidad. Sin embargo, en el 22 de julio del 1984, Kravchenko quien se enteró de un topo de Requiem que una entidad escondida en el Éter Oscuro representaba una seria amenaza contra el mundo, tomó el liderazgo de la Inversión de operación de Valentina con las ojivas ahora planeadas para ser utilizadas nuevamente, aunque Valentina la apoyaba frente a Kravchenko, le preocupaba que su plan fracasara después de tantos años. En el 16 de agosto, la figura en sombras apareció una vez más mientras dormía, tranquilizando a Valentina diciéndole que el plan aún estaba programado con nuevas instrucciones para ella. Sabiendo que Ravenov era el topo que filtró el documento de inteligencia a Maxis, decidió usarlo para engañar al plan del Grupo Omega. Le pidió a Peck que le entregara un informe sobre los últimos protocolos de seguridad, así como el plano de la instalación. También reprendió a Peck cuando se enteró de que estaba hablando con alguien que usaba la computadora del Éter oscuro porque temía que su plan pudiera ser descubierto. En el 23 de julio, Valentina desarrolló un Receptor de Comunicaciones que trabaja con el mecanismo Beacon que se encuentra dentro de la Zona de Brote de los Montes Urales, diseñado para permitir las comunicaciones a través de frecuencias de transmisión inaccesibles.

A principios de septiembre, uno de sus agentes llamado; Gulnaz Azkarov, se puso en contacto con Valentina para informarle que había aparecido una brecha dimensional en una aldea llamada Tambashat en Kirguistán. Llegó 5 horas después con un escuadrón del Grupo Omega antes de interrogar a Azkarov. Valentina ordenó a los soldados que permanecieran en el perímetro mientras las dos mujeres exploraban la aldea para observar el orbe flotante. Se separaron después de intentar perseguir el orbe pero Azkarov sorprendió a Valentina hablando con el orbe, haciendo una pausa como si estuviera escuchando respuestas mientras Azkarov no escuchaba nada. Cuando Valentina notó a Azkarov, el orbe se fue volando y ella le hizo jurar que nunca le diría a nadie lo que vio. Azkarov murió poco después en un accidente automovilístico. Valentina informó a Kravchenko que no había evidencia de una acción coordinada o jerarquía de mando por parte de los infectados, tratando de convencerlo de que no había una invasión organizada.

En el 16 de noviembre, con los documentos de inteligencia y el receptor de comunicaciones proporcionados por Valentina, Maxis se puso en contacto con el equipo de ataque de Requiem en los Urales y exhortó a los operadores a reunirse con Ravenov en el silo de misiles de Ruka y ayudarlo a frustrar a la Inversión de operación. Los objetivos de las ojivas se cambiaron de la costa este de los Estados Unidos, al Océano Pacífico. Después de luchar contra Legion, se lanzaron las ojivas. Con las ojivas en el fondo del océano y el Grupo Omega incapaz de recuperarlas, el plan de Valentina podría continuar. Cinco días después, Valentina fue visitada nuevamente por la entidad que le dijo que se acercaba su día de la victoria.

Kravchenko comenzó a sospechar de Valentina después de que Gorev le informara que se suponía que debía informarle sobre Peck hablando con la computadora del Éter oscuro. Sin embargo, Valentina ya se había ido para ese momento y no estaba por ningún lado.

En Berlín

"No puedes detener a Los Renegados... Consumirá este mundo..."

- Valentina

A fines de enero del 1985, Valentina abrió un portal al Éter oscuro dentro del laboratorio oculto debajo de Berlín usando la Máquina de Conversión diseñada por su padre de hace 40 años, de causar una Zona de Brote alrededor del punto de control Charlie y desatar soldados nazis no muertos. El Director de Requiem, que conocía el plan de Valentina, envió un dispositivo nuclear y un robot prototipo a Berlín para construir una ojiva de inversión pero la bomba nuclear se perdió cuando se abrió el portal.

En el 2 de febrero del 1985, Valentina entró en el Éter oscuro y se encontró con la misteriosa figura que todavía creía que era su padre. La entidad la felicitó y le asignó una misión final: ascender y liderar su ejército. Fue cuando se sometió a la entidad que se reveló como "Los Renegados".

Angelika Vogel convertida en una Tormentor.png

El mismo día, Kravchenko llegó a Berlín con una unidad de conscriptos del Grupo Omega compuesta por el equipo de ataque Requiem que fue capturado 3 meses antes en los Montes Urales. Obligado a cumplir las órdenes de Kravchenko para salvar a su piloto, el equipo de asalto descubrió el laboratorio secreto de Endstation y comenzó a construir la ojiva de inversión después de recuperar la bomba nuclear perdida. Valentina salió del portal con un nuevo cuerpo, escarlata y cristalizado. Sentada en un trono flotante que ella creó, Valentina proclamó el amanecer de un nuevo Reich cuando oleadas de soldados nazis no muertos y otras criaturas comenzaron a salir del portal. Sin embargo, solo estaba la vanguardia, ya que el resto del ejército de Valentina y los Renegados todavía estaban en el Éter Oscuro.

Después de una larga batalla en toda la Zona del Brote, Valentina fue derrotada y capturada por el Equipo de Ataque que la ató a la Máquina de Conversión. Para completar la Inversion Warhead, el equipo necesitaba la esencia de un espécimen rico en Aetherium para refinar los cristales. Valentina murió en el proceso y la Inversion Warhead fue detonada dentro del Éter Oscuro para cerrar el portal y el brote.

Advertisement