Call of Duty Wiki
Advertisement


"En el horno" es la decimocuarta y última misión de la campaña en Call of Duty: Modern Warfare.

Personajes[]

Armas que aparecen en la misión[]

Pistolas[]

Subfusiles[]

Rifles de asaltos[]

Ametralladoras[]

Rifles francotiradores[]

Rifles tiradores[]

Escopetas[]

Lanzagranadas[]

Lanzacohetes[]

Armas especiales[]

  • Minigun

Trama[]

Con la información recopilada de la residencia de Barkov, Price y Garrick regresan a Urzikstan para pedirle ayuda a Farah. A pesar de la desconfianza inicial entre ellos, Price le cuenta sobre el plan de Hadir para destruir la fábrica de gas de Barkov en Georgia. Al principio, Farah duda porque no quiere cruzar fronteras para invadir. Sin embargo, después de que Price entrega la información, Farah acepta unirse a ellos, confiando en que, sin vínculos con Occidente, los rusos culparán del ataque a los terroristas.

Con el plan establecido, Price, Garrick, Alex y Farah con su grupo FLU y con la ayuda de un APC estadounidense y un dron, avanzan por las colinas. Frente a la dura resistencia de las Fuerzas de Barkov, el equipo logra acercarse a la fábrica. Sin embargo, a medida que se acercan lo suficiente a la fábrica, las fuerzas de Barkov logran destruir el APC, lo que obliga al grupo a extenderse. Barkov envía refuerzos y helicópteros para eliminarlos pero son asesinados por armas combinadas y el ataque con drones.

Cuando el equipo logra llegar a la entrada de la fábrica, Alex y Farah eligen luchar a través de la fábrica para encontrarse con Nikolai, mientras que Price y Garrick avanzan hacia la tubería. Dentro de la fábrica, el equipo lucha contra otra oleada del ejército de Barkov y llega al estacionamiento, donde Nikolai espera con las cargas. Al llegar a Nikolai, le da a Alex y a el FLU los cargo los explosivos para volar la fábrica. Cuando Farah le pregunta a Nikolai por qué los está ayudando, él dice que Barkov es una mancha en su país.

Después de tomar los cargos, el equipo vuelve a la fábrica para plantarlo. Son emboscados por más hombres de Barkov, matando a algunos de los FLUs. Sin embargo, Alex se las arregla para sacarlos. El equipo se aleja de la sala de turbinas pero cuando Alex está a punto de abrir la puerta, un Juggernaut abre la puerta de un golpe, lo que hace que Alex sea arrojado hacia atrás y dañe el detonador. Al enfrentarse al Juggernaut, Alex tiene que rodear la sala de las turbinas para flanquearlo y finalmente matarlo. El equipo avanza hacia el horno para plantar las cargas explosivas.

Después de llegar al horno, Alex le cuenta a Farah sobre el detonador averiado; uno de ellos tiene que sacrificarse para volar la fábrica. Alex y Farah luego discuten sobre quién plantará los explosivos. Farah inicialmente se ofrece como voluntaria para plantar los explosivos pero Alex le recuerda que no puede volar la fábrica y matar a Barkov después. Él la convence de que lo hará porque esta es una misión en la que finalmente cree. Al final, ella le entrega el detonador y le permite a Alex colocar las cargas explosivas. Cuando Alex entra en el horno, Farah se aleja.

Mientras tanto, Price y Garrick enfrentan una fuerte resistencia en su camino hacia el oleoducto del resto de las fuerzas de Barkov. Logran eliminarlos y avanzar a los oleoductos. Después de que Garrick coloca la carga en una de las tuberías, ven el helicóptero de Barkov volando sobre ellos. Price les pregunta a Farah y Nikolai su paradero.

Mientras tanto, en el helicóptero, Barkov solicita airadamente una línea de comunicación con Moscú. Farah, que logra meterse en su helicóptero escondiéndose detrás de las cajas, se acerca a Barkov por detrás con su cuchillo en la mano. Ella apuñala su hombro con su cuchillo, a pesar de que Barkov se defiende, ella logra dominarlo y apuñalar su estómago. Derribado, Farah apuñala brutalmente al general hasta que no puede levantarse. El general moribundo, sin mostrar remordimiento por sus atrocidades, le dice que lo que hizo fue evitar que los terroristas de su país dañaran a Rusia. Farah luego le saca el cuchillo y patea su cuerpo fuera del helicóptero.

Con el general Barkov muerto, el plan está establecido para destruir la fábrica. Con todas las cargas preparadas, Alex detona la bomba en el interior, destruyendo la fábrica. Nikolai, quien se revela como el piloto del helicóptero, expresa su agradecimiento por sus acciones. Farah le pide a Nikolai que la lleva de regreso a Urzikstan. La misión termina cuando el helicóptero se aleja de la fábrica destruida.

Tiempo después[]

Laswell se reúne con Price en un restaurante que sirven té y discute una nueva amenaza con Price y propone un grupo de trabajo para contrarrestarla. Viktor Zakhaev, hijo de Imran Zakhaev, tiene planes de ocupar el lugar de Barkov después de que Rusia devastada y de liberar a Hadir. Con los archivos proporcionados por Laswell del General Shepherd, John "Soap" MacTavish, Kyle Garrick (apodado Gaz) y Simon "Ghost" Riley son seleccionados cuidadosamente y Price nombra a la Fuerza Operativa 141, para detener a el nuevo unificado de la Al-Qatala y Viktor Zakhaev.

Curiosidades[]

  • Similar a las opciones de diálogo en la misión "Cautivos", una opción oculta después de apuñalar a Barkov es escupirle. Esto hará que Farah permanezca completamente en silencio hasta que Barkov sea empujado fuera del helicóptero.
  • En la cinemática antes de la misión, se puede escuchar un parloteo de radio que dice: "Baseplate a 0-6, tráfico aéreo amistoso acercándose al sur en 1-8-0, el indicativo es Watcher-1". Esta es una referencia a la base de comando de Baseplate en Call of Duty 4: Modern Warfare, Call of Duty: Modern Warfare Remastered y Call of Duty: Modern Warfare 3.
  • El Juggernaut usa un PKM en lugar de la Minigun, que cosa normal en verse a un Juggernaut.
Advertisement