Call of Duty Wiki
Advertisement

"Una brillante ingeniera y táctica, Marie intenta rescatar tesoros robados y rescatar a su hermano, Klaus".

- descripción

La doctora Marie Fischer es un personaje jugable en el modo Nazi Zombies de Call of Duty: WWII.

Historia[]

Antecedentes y participación de OSS / MFAA[]

"Manipulé el OSS. Manipulé a los hombres de Monumentos y convencí a Rideau de que nos enviara a nuestra última misión. Lo hice para salvar a mi hermano. No me arrepiento de esto. Tengo que verlo por última vez".

- Marie Fischer

Marie Fischer creció en la ciudad de Mittelburg, Austria, junto a su hermano llamado Klaus Fischer bajo el cuidado de su padre, Heinz. Muchos años más tarde, después de los eventos del Beer Hall Putsch, Marie sintió que era el comienzo de una época oscura, mientras que Klaus vio esperanza dentro del partido nazi su conflicto de puntos de vista políticos llevó a una discusión acalorada y Marie procedió a dejar su tierra natal en 1933. Se convertiría en una ciudadana estadounidensa y terminaría uniéndose a la Oficina de Servicios Estratégicos años más tarde y se entrenó con ellos.

En 1941, Marie comenzó a recibir varias cartas de Klaus, abordando la situación en casa: sobre el artefacto que ha descubierto debajo de Mittelburg, ahora parte de Baviera, Alemania, y el movimiento de los nazis en la aldea. En 1943, intentó solicitar que se llevara a cabo una operación en Mittelburg para investigar las actividades de los nazis, pero se encontró con obstáculos. Sus contactos le sugirieron que se inscribiera en el Programa de Monumentos, Bellas Artes y Archivos teniendo del acronomo MFAA lo que puede darle la oportunidad de obtener la aprobación de su solicitud. Marie fue finalmente contactada por el mayor Hank Rideau del MFAA, quien expresó interés en los artefactos que Klaus había descubierto. Luego compartió con Rideau la información que Klaus le había compartido: sobre el descubrimiento de una cámara secreta debajo de Mittelburg, así como su relación con el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Frederick Barbarroja y el artefacto que contenía.

Semanas más tarde, el MFAA recibió información de Olivia Durant, una agente maquis de la Resistencia francesa, sobre el transporte de más artefactos y piezas de arte de los nazis desde París a Mittelburg, lo que llevó al MFAA a aprobar una operación en el pueblo para asegurar los artefactos. . Rideau le informó a Marie de la noticia, y también dio a entender que había enviado su nombre para ser seleccionada como líder de la operación. Semanas más tarde, Marie fue asignada oficialmente como agente principal de la misión y luego comenzaría la planificación táctica con Rideau. Para su misión, comenzó a reunir un pequeño escuadrón de 4 hombres, compuesto por ella misma, Olivia, y otros dos agentes, uno que tiene un amplio conocimiento en antigüedades medievales y otro que tiene experiencia en el campo de batalla.

Regreso a Mittelburg[]

A pesar de obtener la aprobación, todavía pasaron dos años antes de que se le permitiera a la MFAA llevar a cabo la operación de Mittelburg. Una noche, Marie, Olivia Durant, Drostan Hynd y Jefferson Potts junto con Rideau se mudaron a Mittelburg en tren, mientras repasaban los detalles de la misión: asegurar las piezas de arte y artefactos robados, así como rescatar a Klaus Fischer. Sin embargo, su viaje en tren fue interrumpido por una figura colosal que volcó el tren. Después, Marie fue separada del grupo y también gravemente herida. Mientras intentaba salir arrastrándose del tren, escuchó a los oficiales nazis gritar mientras eran amenazados por enemigos invisibles. Cogió una electrónica de Geistkraft de un soldado nazi caído, que luego curó sus heridas. Marie luego vio una figura errante e intentó acercarse sigilosamente a él, pero luego un soldado no muerto saltó sobre ella de repente, asustándola. Después de deshacerse del soldado muerto, vio una casa del campo de Gröesten y procedió a entrar, mientras sacaba a varios "Broken zombies" más. Aguantó un rato dentro de la casa, utilizando el alijo de armas y la máquina Blitz para defenderse de la hordas de los zombies que se acercaba, hasta que adquirió la oportunidad para escapar de la casa y dirigirse hacia la aldea.

Al reunirse con Olivia, Drostan y Jefferson en la aldea, los cuatro se dirigieron a un búnker donde fueron recibidos por el doctor Peter Straub, quien afirmó que ya se había deshecho de Klaus por su traición. Viajaron más abajo de la mina, donde encontraron la cámara secreta que contenía la empuñadura de la espada de Frederick Barbarroja. Mientras intentaban reactivar las maquinarias que rodeaban la empuñadura, fueron frustrados por el coronel Heinz Richter, quien usó un zepelín impulsado por Geistkraft para atacarlos desde el cielo. Finalmente, los cuatro recuperaron la empuñadura, junto con un rubí rojo adherido a ella. Cuando regresaron a la aldea, se encontraron con la criatura colosal de antes, el Panzermörder. Marie se horrorizó al encontrar a su hermano Klaus, cuyos brazos estaban sujetos al pecho de la criatura. Mientras esquivaba a la criatura y al zepelín de Richter, el grupo derribó varias Uberschnalles del zepelín, que luego unieron al cuerpo del Panzermörder. La fuerza magnética de las baterías empujó a la criatura hacia el zepelín. La resistencia de la criatura resultó en la destrucción del zepelín, junto con Klaus, cuyo cuerpo cayó justo en frente del grupo. Mientras Marie lloraba a su hermano, la empuñadura comenzó a brillar y Klaus fue revivido milagrosamente. Sin embargo, menospreció a Marie por sus acciones, y luego se tambaleó hacia el pueblo, mientras gritaba a Straub por haber "abierto las puertas del infierno". Mientras advertía a Marie y al grupo que continuaran luchando y evitaran el regreso del Emperador, Klaus activó la trampa del pozo en el medio de la aldea, prendiéndole fuego cuando aparentemente murió una vez más, a pesar de que Marie le rogó que se quedara con ella.

Llegada a Heligoland[]

Varios días después de la operación de Mittelburg, Marie y el grupo fueron enviados una vez más a otra misión al recibir información de Straub que operaba en una isla al norte de Alemania. Mientras viajaba en barco a Heligoland, Marie expresó su desaprobación por la decisión de Rideau de enviarla a ella y a los demás tan pronto, a la luz de los acontecimientos recientes. Drostan, debido a su experiencia previa en la isla, también mostró disgusto hacia el lugar y su historia. Cuando se acercaron a la costa de la isla, notaron que los otros barcos aliados que viajaban junto a ellos habían desaparecido.

Los zombies comenzaron a invadirlos desde el mar, obligando a los cuatro a defenderse y salir del lugar. El grupo viajó más adentro de la isla y comenzó a discutir el odio de Drostan por la isla. Cuando Drostan se negó a hablar sin que los demás divulgaran sus propios secretos, Marie comenzó primero por admitir su manipulación del OSS y MFAA para obtener la aprobación de su última misión en Mittelburg, únicamente con el propósito de rescatar a Klaus. Marie estaba furiosa al escuchar que Drostan llegó a esta isla una vez a pedido de Heinrich Himmler, pero se calmó una vez que se enteró de sus hallazgos y de su exitoso intento de robar pergaminos antiguos de Himmler y sobrevivir, al mismo tiempo que ganaba dinero en el proceso. Más tarde, el grupo descubrió un área de contención donde Straub almacenaba todas sus creaciones de muertos vivientes. Intentaron contactar a los Aliados para bombardear la isla y eliminar toda presencia de no-muertos, pero Straub interfirió, destruyendo la única torre de radio en la isla y ordenando a las fuerzas nazis que patrullaban la isla que abrieran fuego contra ellos. Usando el cañón de artillería, pudieron eliminar los barcos nazis. Más tarde, descubrieron una antigua sala ritual dedicada a la diosa Nerthus y recuperaron la cabeza de un monje, que luego colocaron en una de las máquinas de Straub.

La cabeza del monje volvió a la vida y les dio acertijos para resolver. Al resolver todos los acertijos, lograron recuperar la segunda pieza de la espada de Barbarroja: el pomo. Los cuatro regresaron a la superficie, donde luego lucharon y ganaron contra varios zombis de Meistermeuchler, así como una mezcla de varios otros tipos de zombies. Cuando comenzó el bombardeo, los cuatro se retiraron e intentaron escapar de la isla, solo para notar que Straub despegaba en su zepelín. Se subieron y subieron a la cima del zepelín, mientras éste y varios otros se dirigían hacia Berlín en respuesta al llamado de rescate de Adolf Hitler.

La batalla de Berlín[]

Al llegar en zepelín, Marie se horroriza al encontrar un Berlín devastado por la guerra sometido a un tipo de guerra completamente nuevo: un ejército de zombies movilizados. Vieron el cielo lleno de zepelines y el suelo acribillado a balazos que dispensaban a la horda sobre los que habrían sido los supervivientes. El zepelín de Straub se cierne sobre la ciudad mientras lanza propaganda para su ejército. Preocupado por sus aliados rusos, el equipo se las arreglan como bajar y logran hasta llegar hacia la ciudad. Una vez a tierra, localizan una radio y Mikhail Saburov se comunica con ellos. Mikhail pregunta si el equipo puede alejar al zepelin de Straub de su posición. Marie y la tripulación localizan una caja de bengalas, las lanzan y llaman la atención de Straub, que estaba anclando en su zepelin para acabar con cualquier posible superviviente. Mientras busca en el área, la tripulación localiza varias armas cuerpo a cuerpo especiales de Geistkraft.

Usando estas armas, encuentran y logran abrir un patio oculto que exhibe una estatua dorada de Frederick Barbarroja. Al completar un rompecabezas con las otras estatuas en el patio, se revela que la Espada de Barbarroja está escondida en la estatua de oro. Después de recuperar la hoja, nuestro equipo necesitaba encontrar piezas para un arma de ingeniería local conocida como Wunderbuss. Al darse cuenta de la cápsula de caída bajada debajo del zepelín de Straub, usan el Wunderbuss para anclarse y bajar la cápsula de caída al suelo. Reunidos en el interior, se suben de nuevamente al zepelín para enfrentarse a Straub de una vez por todas. Dentro del zepelín, encuentran puertas abiertas por diferentes circuitos que conducen a la sala de control de Straub. Redirigen el poder para desbordarse hacia la sala de control, lo que hace que los zombies en los que Straub estaba trabajando se liberen repentinamente y lo desgarren en pequeños trozos de carne del tamaño de una bola de nieve. Después de la muerte de Straub, la tripulación se enfrenta a una última monstruosidad creada por el doctor loco: el Stadtjäger.

Después de la dura batalla, escapan al suelo solo para ser confrontados por una horda masiva y un Meistermeuchler. De repente, Rideau llega en un vehículo que corre por el Meuchler e insta a la tripulación a subir. Con todas las partes de la espada ahora recogidas, salen de la ciudad.

Ensamblando la espada[]

Después de ser rescatado por Rideau, Marie regresa a la base y reuniéndose con J. Robert Oppenheimer, el padre de la bomba nuclear. Ellos sostienen esta reunión para discutir qué acciones tomar contra la amenaza zombie y cómo utilizar la tecnología Geistkraft. Marie se mete en una discusión con Oppenheimer y termina golpeándolo. El Bureau de la Tecnologías Arcaicas está formado por el presidente Truman, con Rideau a la cabeza.

El B.A.T está formado por personas de todo el mundo que buscan unirse a la lucha contra la horda. Cuando el ejército masivo de zombies comienza a tomar el poder, la tripulación decide que para ganar, deben lanzar un último Ave María: Ensamblar la Espada de Barbarroja. Mientras otros miembros del B.A.T transportan el Empuñadura y Pomo, Marie y el equipo, así como Mikhail, se dirigen a la Antártida, la ubicación de Thule. Mientras buscan en las ruinas, Marie y el resto ven visiones de Klaus. El equipo lucha contra los zombies mientras el B.A.T trae en las partes de la espada. Después de recolectar los tres partes de la espada, el equipo ensambla la Espada de Barbarroja en el altar en el centro. Con la espada en la mano, las ruinas comienzan a desmoronarse. Al intentar escapar, Marie muestra resistencia, diciendo que no estaban destinados a irse y que debería quedarse atrás. Los otros miembros rechazan esta idea y retiran al equipo cuando la entrada se derrumba. El equipo se encuentra con Mikhail y abordan su avión mientras grandes cantidades de energía Geistkraft surgen bajo el hielo.

Advertisement